calderas biomasa

Una ciudad más sostenible con calderas de biomasa

Por una ciudad más sostenible y limpia sin la contaminación de los coches diésel ni las viviendas con calderas de gasoil

Los altos niveles de contaminación producidos el por tráfico rodado en las capitales más grandes del mundo ha empujado a muchas de ellas a tener que tomar cartas en el asunto. Recientemente nos despertábamos con la noticia de que París, Ciudad de México y Madrid, se han planteado prohibir la circulación de vehículos diésel a partir de 2025. Lamentablemente, esta última lo desmintió más tarde, ya que se trata de una iniciativa digna de alabanza que contribuye a que el aire de las ciudades sea, sin duda, de mucha mejor calidad que hasta la fecha.

Sin embargo, este plan se queda especialmente cojo sin otros proyectos complementarios que permitan avanzar contundentemente en dicha línea. Una de estas iniciativas debería apuntar a otro foco de contaminación cuyo impacto es mayor incluso que el producido por los coches diésel. Se trata los sistemas de calefacción que todavía se usan en un gran número de viviendas. En Madrid, por ejemplo, existen casas en las que el combustible empleado, aunque parezca imposible, es el carbón. Por no hablar de esas comunidades donde las calderas para la calefacción funcionan con diésel u otros derivados del petróleo. Las emisiones contaminantes generadas por estas casas, que se encuentran en mayor número dentro de la almendra central delimitada por la M30, son un punto clave en la difícil tarea de reducir los niveles de contaminación del aire hasta proporciones razonables y saludables.

Energía calorífica más eficiente

Por este motivo, sería aconsejable que en estos inmuebles se pusieran en marcha trabajos de rehabilitación que no sólo abarquen aspectos como la eficiencia energética, también el cambio de los sistemas de calefacción por otros que sean más sostenibles y, desde luego, mucho menos contaminantes. Una iniciativa que en estos momentos se antoja especialmente viable teniendo en cuenta el envejecimiento de muchas viviendas y la necesidad de iniciar rehabilitaciones.

Con empresas especializadas en la venta de energía producida a través de la biomasa, como es el caso de SunWood, estamos seguros de que este tipo de alternativas son especialmente rentables no solo desde el punto de vista del medio ambiente, sino también para los inquilinos de las casas que apuesten por este combustible natural. Y es que los datos ponen de manifiesto que los clientes pueden lograr ahorros medios superiores al 10% en su factura energética. Un 10% real que no carga con altos costes de amortización en concepto de instalación de la infraestructura necesaria, ya que son empresas como Sunwood las que asumen dicha inversión, sin repercutir importe alguno al consumidor.

energía biomasa

 

No Comments

Post A Comment

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar